En Informática, la “salida” de un programa son los datos que el programa proporciona al exterior. Aunque en los incios de la informática la salida más habitual era una impresora, hace muchos años que el dispositivo de salida más habitual es la pantalla del ordenador.

Si hay que dar el premio a la popularidad a una función, es sin duda print la ganadora. No sólo en Python, sino en cualquier otro lenguaje de programación. ¿Qué sería de nuestros motivantes Hola mundo sin ella?

El uso básico lo aprendimos desde el primer momento, pero hoy vamos a sacarle algo de punta…

Comencemos repasando el comportamiento por defecto.

 

Primer punto a observar: print() separa cada argumento empleando un espacio en blanco.

 

Segundo punto: cada impresión con print() concluye con un salto de línea.

Podemos controlar con facilidad ambos comportamientos. Es tan sencillo como indicarlo en la propia función print().

La función print() admite un argumento, llamado sep, que contiene la cadena de caracteres que emplearemos para separar cada elemento. Si no se especifica, toma su valor por defecto, un espacio en blanco, sep=" ". He intercalado un espacio entre ambas comillas y da igual que sean simples o dobles.

Mas Videos